Crónica Berlinale 2013: "Before Midnight" esto SI es amor

Fuente: Joan Sala (filmin)

Fue la película más esperada de Sundance, la gran estrella de esta Berlinale, y uno de los grandes acontecimientos cinematográficos más esperados de los últimos tiempos. No es para menos, Richard Linklater finalizaba el pasado mes de septiembre en Grecia el rodaje secreto de la tercera entrega de su personalísima trilogía romántica con "Before Midnight". Tras amanecer y atardecer de forma absolutamente magistral, era de esperar, repite (o incluso mejora) hito con el anochecer. Un vuelo por perder, un (verdadero) amor por cilminar, una conmovedora trilogía ¿por cerrar?  A corazón abierto (y hablado). Así anochecerá hoy en Berlín. "Before Mdnight" no es totalmente perfecta pero si perfectamente real.

¿De qué va?

Sí, como todos esperábamos, Jesse (Ethan Hawke) definitivamente pierde su avión al final de "Antes del Atardecer". Lo que no teníamos tan claro es que abandone definitivamente a su mujer, que Celine (Julie Delpy) haga lo propio con su novio, ambos definitivamente se emparejen (a pesar de no contraer matrimonio) y tengan gemelos (a quienes sumamos el hijo de Jesse). Así da comienzo "Before Midnight"...otra cosa es que acabaen comiendo 'perdices'. Esto SÍ es amor.

¿Quién está detrás?

El certero ojo de Richard Linklater vuelve a dirigir un guión escrito a seis manos por Ethan Hawke, Julie Delpy y el propio director

¿Quién sale?

Probablemente la pareja más imperfectamente perfecta de la historia del cine

¿Qué es?

Un híbrido entre Rohmer, Rossellini y Bergman rodando "Tu y Yo"

¿Qué ofrece?

Sí, el amor perfecto existe...y precisamente es aquel amor que se siente imperfecto, agrietado, con el que se sufre y con el que incluso, a veces, se odia o provoca que a momentos te caiga fatal quien lleva décadas a tu lado. Situaciones, recuerdos o experiencias que generan frustración, tristeza, agotamiento o mal genio, pero también señales inequívocas que verdaderamente se vive ese anhelado amor perfecto. La supuesta utopía que supone compartir un proyecto de vida disfrutando de un amor pleno, con permanente conexión, profesándose recíproca empatía, compartiendo contínuas risas en un predominante buen rollo, también puede realizarse en la vida real. No hay más que disfrutar de "Before Midnight" para comprender que el sueño puede hacerse realidad...siempre y cuándo este no sea de color de rosa. La tercera (y nuevamente maravillosa) verborrea romántica de Richard Linklater no es totalmente perfecta pero si brutalmente divertida, extremadamente enriquecedora y fabulosamente real. Precisamente como la inteligente radiografía de ese auténtico amor que nos revela y que podríamos resumir en tres palabras: "Te Querré Siempre". 

Nota: 9.0 / 10

Publica un comentario

Sin comentarios