Crónica Berlinale 2012: "Haywire" mamporros al desnudo

Fuente: Joan Sala (filmin)

Crónica Berlinale 2012: "Haywire" mamporros al desnudo

Por fin he podido disfrutar de "Haywire", un adrenalítico film de pura acción, espionaje, e incluso, artes marciales, en la que la american gladiator Gina Carano toma el relevo a la porn star Sasha Grey. Pim, pam, pum, la particular misión imposible de Steven Soderbergh, rodada en gran parte en una inconfundible, y sobre todo, real Barcelona, ha llegado a Berlín con un espectacular reparto (de Fassbender a Michael Douglas pasando por Antonio Banderas y Matthieu Kassovitz) y las excelentes críticas cosechadas en los festivales en los que anteriormente se ha proyectado. Pero la verdadera gran noticia es que "Haywire" nos confirma que tenemos Soderbergh para rato...y del bueno.

¿De qué va?

La hermosa Mallory Kane es una joven soldado que trabaja encubierta y es contratada por numerosos gobiernos para realizar tareas que ellos mismos no podrían llevar a cabo. Tras completar con éxito una misión en Barcelona, se le encomienda una misión en Dublín donde la joven fracasa al ser traicionada. Deberá utilizar todas sus habilidades para escapar de una persecución internacional e intentar llegar a Estados Unidos para proteger a su familia.

¿Quién está detrás?

Una de las posibles noticias del año quedaba finalmente en un bulo: era la retirada del cine de Steven Soderbergh. Supuestamente lo hacía dejando "Contagio" y "Haywire" como póstumo legado cinematográfico. Menos mal, no es el caso, el prolífico director estadounidense, quien ha acusado al propio Matt Damon de bocazas por exteriorizar una simple conversación que no debería haber ido a más, no dejará finalmente un contagio mortal y una misión imposible  como su particular herencia cinematográfica, confirmando además que, siempre que hemos contado en un mismo año con dos películas del director de "Traffic," nunca han defraudado.

¿Quién sale?

Soderbergh cuenta con la luchadora reconvertida a actriz de acción Gina Carano para el papel protagonista. Para quien no la conozca, Carano es ganadora de diversos trofeos internacionales y se le ha podido ver, por ejemplo, en las secuencias de video de algunos videojuegos o en programas de televisión como "Gladiadores Americanos." A Carano le acompañan en el reparto nada más y nada menos que Channing Tatum, Michael Fassbender, Ewan McGregor, Michael Douglas, Antonio Banderas, Bill Paxton y Mathieu Kassovitz. Y todos, menos Bill Paxton, que es su padre, la quieren muerta.

¿Qué es?

La particular misión imposible de Soderbergh

¿Qué ofrece?

Si eres de los que piensan, no sin prejuicios, que Soderbergh seguramente ha vuelto perder el rumbo artístico a merced de otro video-experimento como "The Girlfriend Experience", en el que cuenta con otra actriz no profesional (de una porn star a una gladiadora americana) para anteponer una competente dirección sobre una competente interpretación, "Haywire" definitivamente no es tu película, al igual que tampoco lo será si te embauca la parafernaria Michael Bay y concibes la ostentosidad del montaje acelerado como principal arma para vivir una experiencia rebosante de exicitación y velocidad. Ahora, si no te incluyes en ninguno de estos dos grupos, puede que estes ante uno de los grandes divertimentos del año. Y lo será porque Soderbergh envuelve la acción con un inconfundible estilo propio, en un film rebosante de largas secuencias de peleas y persecuciones con las que uno se da cuenta de lo excepcional y meticulosamente bien que están coreografiadas durante el breve respiro que podemos tomar entre una y otra.

Y la gran duda, Gina Carano, por su parte, a lo suyo, asestando un convincente golpe, e incluso, una bonita sonrisa, en su inesperado debut cinematográfico, y encima, lo hace envuelta en la atronadora banda sonora de un David Holmes que, curiosa y acertadamente, solo suena durante las transiciones y jamás durante unas peleas rodadas, como diríamos, al desnudo, sin utilizar artficio ni efecto especial alguno, únicamente condimentadas con los estudiados movimientos de sus personajes, los contundentes golpes que se asestan unos a otros y un apabullante uso del digital que solo está a la mano de alguien que por más que ruede una extraña película experimental, un penetrante drama apocalíptico o un apabullante action thriller, siempre sabremos que él, y solamente él, es quien puede estar tras la cámara.

Publica un comentario

Sin comentarios