Cápsulas de filmin: "La Piel Quemada"

Autor: Ariel Fernández Verba Fuente: Ariel Fernández Verba

Cápsulas de filmin: "La Piel Quemada"

Preguntar a los tópicos por el tópico genera un juego de reflejos donde todo pasa a formar parte de un mismo escenario. Josep María Forn logra en "La piel quemada" revelar por qué las cosas son lo que son y lo que se puede hacer al respecto. La decisión, en última instancia, siempre será nuestra.

CAPSULA #10 - La piel quemada from Ariel Fernández Verba on Vimeo.

Sobre “La Piel Quemada” (1967) Josep María Forn

  ¿Que es lo siguiente cuando identificamos una ficción tan próxima a la realidad?

Mucho se ha dicho y siempre se ha dicho, lo sorprendente que resulta la frescura de “La piel quemada” hoy en día y la sorpresa, en definitiva, se queda en eso, en una mueca.

Los tópicos, tan susceptibles ellos de mal formarse, son un arma de doble filo ya que, por un lado allanan el concepto para llegar más temprano que tarde a la idea, pero por otro talan las particularidades que hacen del orden de cosas una frondosa posibilidad.

En “La piel quemada” sucede algo curioso, si bien los arquetipos responden a esquemas ya figurados en el consciente colectivo, con todo lo que de vulgar y reduccionista esto implica, 

Josep María Forn consigue, a la manera en que Carl Gustav Jung con el I Ching, preguntar a los tópicos por el tópico, y así logra desactivar el veneno dejándonos a solas con la herida, esa que tanto se parece a la triste certeza viral, tan en boga cuando los aires son de cambios, de que la culpa de todo lo que nos pasa la tiene, por un lado el más alto de los enanos o, por el otro, los animales del circo, que son los únicos sin voz ni voto en este espectáculo también llamado progreso.

Publica un comentario

Sin comentarios