"Cactus River" disfruta de la última joya de Apichatpong Weerasethakul

Fuente: Twitch

"Cactus River" disfruta de la última joya de Apichatpong Weerasethakul

Suya es una Palma de Oro con una imagen que pasará a la historia: la de un hombre-simio-espectro de cuerpo oscuro, ojos rojos y brillantes. Un homenaje al audiovisual tailandés y a su sustrato de relatos fantásticos en el que tenían cabida desde una presencia que regresa del pasado en plena sobremesa a un pez-gato que penetra a una mujer en medio de un lago. No podía ser menos, renovador del fantástico desde una puesta en escena pausada y un imaginario tan poderoso como cotidiano, Apichatpong Weerasethakul es un alma tan inquieta y libre que combina los largometrajes con instalaciones o cortos que le sirven como trampolín para un nuevo (y esperado) film. Es la caso de "Mekong Hotel", y también de "Cactus River".

Así es, basada en un corto y una videoinstalación del propio Weerasethakul, "Uncle Boonmee" triunfaba a su paso por Cannes y Sitges de la misma forma que apunta hacerlo su "Mekong Hotel", y también "Cactus River", lo último de Apichatpong, que hoy llega a nuestros ojos.

En Cactus River, Weerasethkul cuenta la historia de cómo la actriz Jenjira cambia su nombre por el de Pongpas Nach, que significa Agua. Ella ha actuado en sus películas desde 2009, incluyendo "Syndromes and a Century" y "Uncle Boonmee", Convencida de que su nuevo nombre traerá buena suerte, no tarda en casarse con Nach Frank, un soldado retirado de la pequeña ciudad de Nuevo México. "Cactus River" comienza con una escena de Nash y su marido en su nuevo hogar a orillas del río Mekong a medida que avanza su vida cotidiana. Ella está cocina y teje calcetines de bebé para la venta mientras ve un programa de televisión tailandesa con el sonido apagado.

Cactus River se erige en el diario de Weerasethakul diario en su visita a la pareja: "El flujo de los dos ríos - el Mekong y Nach - activa mis recuerdos del lugar donde rodé varias de mis películas. Durante muchos años, esta mujer que se llamaba Jenjira HA oz me presentó al río, su vida, su historia y su creencia sobre el futuro inminente, segura de que pronto no quedará agua en el río debido a la construcción de presas que se están llevandfo a cabo en China y Laos.Es cuando me di cuenta cuenta de que Jenjira ya no existía."

Publica un comentario

Sin comentarios